Categoría: criptodivisas

Gastos deducibles en ganancia o pérdida patrimonial por venta de criptomonedas. Consulta vinculante V1604-18.

En la consulta vinculante V1604-18, un contribuyente solicita información sobre dos aspectos concretos:

  1. Si las comisiones de las casas de cambio son deducibles.
  2. Si las operaciones realizadas con distintas casas de cambio deben sumarse o tributar individualmente.

La DGT responde, en primer lugar, que el artículo 35 de la Ley del IRPF dispone que, respecto a las ganancias y pérdidas patrimoniales, el valor de adquisición puede ser minorado por los gastos y tributos (apartado 2) en cuanto resulten satisfechos por el transmitente. Por tanto, «si los citados gastos se originan por la realización de dichas operaciones […] serán computables para determinar los respectivos valores de adquisición y transmisión«. En resumen, que sí se puede.

Respecto a la segunda pregunta, establece conclusiones muy claras:

PRIMERA. – Los bitcoins son activos homogeneos, por lo que la venta parcial de criptomonedas obtenidas en diferentes momentos utilizarán el método FIFO para el cálculo de la ganancia o pérdida.

El método FIFO («Primero en entrar, primero en salir» o first in, first out) es un concepto contable que se utiliza para el cálculo de la ganancia patrimonial con activos homogéneos. Significa que, para calcular la ganancia o pérdida, en la primera venta (que dará lugar al devengo) se considerarán que se están vendiendo las primeras monedas que fueron adquiridas, como una suerte de pila. Por ejemplo:

Enero 2020: Compro 1 btc a 8000 €

Abril 2020: Compro 1 btc a 6000 €

Enero 2021: Vendo 1 btc a 34.000 €

Entonces, el bitcoin que estoy vendiendo se calculará sobre el primero que compré (8.000 €), no sobre los segundos.

34.000 € – 8.000 € = 26.000 € de ganancia patrimonial

Las próximas ventas seguirán con la siguiente compra (los comprados a 6.000 €).

SEGUNDO. – Esa homogeneidad no se altera por el hecho de que se tengan fondos en varias casas de cambio, por lo que para determinar su valor de adquisición se tendrán en cuenta todos los bitcoins adquiridos sin distinción de la casa de cambio.

Gráfico: Frecuencia de cierres en Bitcoin

Para entender si estamos en un buen momento para comprar, entiendo que es importante conocer cuál es la media del valor del precio de cierre. El precio de cierre es el último precio de compraventa de un valor al cierre de la bolsa. No obstante, el Bitcoin no es una acción y es descentralizada, por lo que no tiene horarios de cierre/apertura, así se toma una hora constante y se realiza la media entre precio de compra y venta a diario. He extraído los datos de fuentes públicas y he realizado una gráfica donde se valora la frecuencia de cierre, a fin de saber si estamos en un momento «típico» o uno «raro».

¿Debo pagar cuando vendo mis criptomonedas o cuando reciba su precio? Sobre la Consulta Vinculante DGT V0808-18

Cuando en una casa de cambio pretendemos vender nuestros criptoactivos habitualmente lo que se produce es la conversión de esas monedas virtuales en un derecho de crédito frente a la casa de cambio. Esto es: les entregamos nuestras criptomonedas por un «derecho a cobrar» frente a la casa de cambio (la denominada «cartera en euros»). Para convertir ese derecho en dinero contante y sonante, es necesario un paso más donde pedimos que lo ingresen en nuestra cuenta corriente.

Sabemos que la venta de criptoactivos genera efectivamente una ganancia o pérdida patrimonial que deberá tributar en el IRPF, pero la cuestión no es esa, sino en qué momento (imputación temporal) debemos pagar su parte al fisco. ¿Es en el momento en el que convertimos las monedas virtuales a ese «derecho de crédito» frente a la casa de cambio, o cuando efectivamente recibimos el dinero en nuestra cuenta corriente?

Esta misma cuestión fue preguntada en una consulta vinculante a la Dirección General de Tributos (V0808-18, 22/03/2018) y ya no hay lugar a dudas: En el preciso instante que entregamos las monedas (hayamos cobrado o no) se produce la obligación de declarar la pérdida o ganancia patrimonial, con independencia de que se nos haya ingresado o no el dinero en euros en el banco.

Dice la consulta que son imputables en el periodo impositivo donde se produce la alteración patrimonial (art. 14 LIRPF) y que la alteración en un contrato de compraventa se produce en el momento de la entrega (traditio, ex. art. 609 del Código Civil). Citando la «teoría del título y el modo» (STS 7/9/2007) explica que el pago del precio no es lo que importa en la transmisión, sino la traditio (entrega, en cualquiera de los medios permitidos en derecho).

«En consecuencia, en la venta de monedas virtuales, la alteración patrimonial habrá de entenderse producida en el momento en que se proceda a la entrega de las monedas virtuales por el contribuyente en virtud del contrato de compraventa, con independencia del momento en que se perciba el precio de la venta, debiendo, por tanto, imputarse las ganancia o pérdida patrimonial producida al período impositivo en que se haya realizado dicha entrega»

V0808-18, 22/03/2018

Así que, en resumen, desde que pierdes el control de tus criptomonedas, estás obligado a pagar tus impuestos, dando absolutamente igual que no hayas hecho efectivos tus derechos de crédito frente a la casa.