Cuándo prescribe el pago de academias y cursos a distancia


Os cuento un caso sin mucha chicha pero interesante respecto al plazo de los contratos mixtos.

Se demanda a un usuario de un contrato de formación a distancia. Se trataba de un curso de preparación de las oposiciones al cuerpo de Policía Nacional, que supuestamente se había impagado hace más de siete años antes de la interposición de la demanda. Llega un escrito inicial de procedimiento monitorio que dice lo siguiente:

«PRIMERO.- La deudora compró a MÁSTER DEL UNIVERSO, S.A. el material para el seguimiento de un curos de Policía nacional escala básica, según contrato de compraventa debidamente suscrito y que acompañamos como DOCUMENTO UNO.

SEGUNDO. – Las mercancías compradas por la deudora fueron entregadas a su entera conformidad, según se ve en el documento de la primera entrevista y repaso del material recibido que acompañamos como DOCUMENTO DOS.

TERCERO. – La deudora ha impagado del total del precio la suma de 2.715,81 € según se detalla en la certificación de la empresa acompañada como DOCUMENTO TRES, cantidad totalmente vencida y exigible. «

Ojo a cómo trata el demandante de inculcar la calificación del contrato como compraventa, para acogerse al plazo del 1964 CC de -entonces- 15 años. Pues bien, a ese escrito nos oponemos con una única alegación:

«ÚNICO.- Prescripción de la acción

En virtud del artículo 1967 del Código Civil, el plazo para la exigibilidad de obligaciones contraídas por mor de un contrato de enseñanza es de tres años. Tanto si se trata de un pago a un “profesor”, como si se trata de una compraventa a plazos de bienes muebles (harto analizada y definida por la jurisprudencia, por todas vid. SAP Girona de 21 de enero de 2010 Rec 554/2009 , que curiosamente encaja a la perfección en este supuesto) el plazo para el ejercicio de este tipo de acciones es de tres años desde el incumplimiento.

La parte actora no solamente ha evitado nombrar la fecha de último incumplimiento de pago (que señalaría el dies a quo para el ejercicio de la acción), sino que tampoco ha acreditado si hubo reclamación extrajudicial fehaciente de la deuda que interrumpiera la prescripción. A esta parte desde luego no le consta reclamación alguna.

El [DOCUMENTO N. 3] aportado con la demanda ha sido creado claramente ad hoc en un intento de convertir la factura de 2010 en un nuevo título, vencido y exigible para exigir un supuesto incumplimiento de pago habido hace más de 7 años. Ese documento podrá saltar un control ad limine de admisibilidad del monitorio, pero una vez entrado en el fondo, entendemos que no hay razón que le asista.»

A este escrito se opone el demandante, convirtiendo el procedimiento en verbal, afirmando

«…que el contrato es de naturaleza mixta, al tratarse de una compraventa de bienes muebles a plazos y un contrato de enseñanza, y no existir plazo especial para este tipo de contratos, resultando de aplicación el art. 1964 que establece el plazo de 15 años de plazo para el ejercicio de acciones personales sin plazo especial señalado…»

Vamos a la vista. El demandante vuelve a insistir en la alegación anterior, y nosotros hacemos esta alegación en conclusiones:

«En nuestra oposición al procedimiento monitorio, en tanto se hacía referencia a un contrato de enseñanza, alegamos que según el artículo 1967.2 CC, el plazo de ejercicio de la acción es de tres años. Hoy añadimos, conforme a la alegación de mi contraparte de que se trata de un contrato «mixto», que une enseñanza + compraventa de bienes muebles a plazos, que la compraventa de bienes muebles a plazos de persona comerciante a no comerciante, por aplicativo del artículo 1967.4 CC, también es de tres años y que según la jurisprudencia en Sentencias de la Audiencia Provincial de Madrid 448/2010 7 octubre y Audiencia Provincial de Valencia 23 noviembre 2005 en casos idénticos al que nos ocupa, al tratarse de un contrato mixto de plazos establecidos por el Código Civil, e incluso coincidir temporalmente ambos en extensión, no cabe aplicar el plazo residual de 15 años para las acciones no sometidas a plazo especial, en tanto sí que existe plazo especial y que es de tres años para este tipo de contrato mixto. Habiéndose firmado dicho contrato en el año 2010, y habiendo transcurrido ocho años sin ningún tipo de comunicación fehaciente ni cualquier otro tipo de interrupción de la prescripción, creemos que corresponde estimar que ha precluído todo plazo de ejercicio para exigir dicha deuda, entendiendo que procede la desestimación íntegra de la demanda con condena en costas»

La sentencia nos da la razón: estima que la acción se encuentra prescrita por ser aplicable el plazo de 3 años:

«PRIMERO: En el presente caso, para solventar la prescripción de la acción que se sustenta por la parte demandada, y a la que se opone la parte actora, se ha de tener presente que no nos encontramos ante un mero contrato de compraventa, pues además del suministro de materiales pedagógicos, se ofrece una orientación y asistencia docente, que permite la calificación del contrato como atípico, en que se combinan elementos propios del arrendamiento de servicios y de la compraventa.

Ahora bien, no estimamos de aplicación el plazo de 15 años que establece el artículo 1964 del Código civil, sino el de 3 años del artículo 1967.2 del Código civil. Y ello en tanto en cuanto nos encontramos ante una compra bienes aplazada, destinadas al consumo propio del usuario, siendo el plazo de 3 años más acorde con el principio de seguridad jurídica frente al consumidor-comprador, que el plazo de quince años del artículo 1.964 del Código Civil; y habida cuenta que como se ha indicado es un contrato en el que se combinan elementos del contrato de arrendamiento de servicios y del contrato de compraventa, este tipo de contratos mixtos, según la doctrina jurisprudencial han de ser interpretados conforme a la normativa del contrato dominante, que ha de prevalecer en el normal de los supuestos, de manera que aún establecida la hipótesis que la compra (al efectuarse una sola entrega de todo el material didáctico que ha de servir para la obtención de la formación) pueda constituir la prestación básica, no puede obviarse que la razón última y esencial de ésta compra es la obtención de la formación precisa para, como es este el supuesto, alcanzar la titulación a que va destinada dicha formación, por lo que el seguimiento y orientación para obtener el «título» que imparte la actora es el fin esencial del contrato « (en dicho sentido se pronuncia la Audiencia Provincial de Barcelona (Sección 17a) Sentencia núm. 213/2011 de 3 mayo. AC 2011\132).

En cuanto al dies a quo para el cómputo del plazo prescriptivo, teniendo en cuenta que no contamos con datos sobre el último pago efectuado por la demandada, y que según resulta del contrato, el último pago debía efectuarse el 10 de julio de 2012, habida cuenta que la demanda rectora de esta litis se interpone el 15 de marzo de 2017 (fecha de envío vía lexnet), resulta meriadamente claro que la acción estaba prescrita, razones que llevan a la desestimación de la demanda.

SEGUNDO: En cuanto a las costas, dado que se ha producido una desestimación de la demanda, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 394 de la LEC, procede su imposición a la parte actora.

FALLO

QUE DEBO DESESTIMAR Y DESESTIMO LA DEMANDA interpuesta por MASTER DEL UNIVERSO, S.A…




Copyright, 2019. José Carlos Rueda, abogado.

Le puede interesar también:   Esquema conceptual sobre simulacion absoluta y relativa

Realizamos un análisis preliminar de tu caso completamente gratis.

Si este artículo te ha servido, escribe una reseña positiva y tendrás un 10% de descuento en cualquier servicio.

Deja un comentario